COSTANOTAS octubre 25, 2018

Vendedores de la Costa, día a día se enfrentan a esta clásica y a veces irritante frase.

“Doy una vueltica y regreso” es el as bajo la manga que un comprador costeño siempre tiene como recurso para escapar de las garras de un buen vendedor que quiere meterle por los ojos, cualquier artículo en venta del local comercial para el que trabaja.

Esta frase de cajón que todo vendedor interpreta como: “No me gustó, no vuelvo más” se ha convertido en toda una expresión costeña a la hora de sacar de taquito el compromiso de tener que comprar algo que parecía bueno pero que a la hora de mirarlo de cerca no cumple las expectativas del cliente o su precio es muy caro.

Según Clara García quien trabaja para un local comercial en el centro de Barranquilla, al día escucha más de 40 veces esta frase en su horario laboral: “Ya ni rabia me da, porque sé que cuando un cliente me dice ‘Doy una vueltica….’, simplemente me hago la idea de que no lo volveré a ver más por aquí, realmente ya estoy acostumbrada”.

Para Ramón Vergara, un comprador de 28 años, la frase es la manera más autóctona que existe en la región para safarce de la responsabilidad de tener que comprarle al vendedor al que se le mandó a buscar x mercancía en la bodega del local varias veces.

Carlos Sánchez afirma que utiliza la expresión cuando cree que lo van a ‘plomear’ (Pagar más allá del precio justo) con la mercancía: “Mi llave yo en vez de ponerme a discutir con el vendedor de que la mercancía está cara prefiero decirle…’Mmm ya bueno déjame ver doy una vueltica y regreso pa’ compralo’.

Sin lugar a dudas ‘Doy una vueltica y regreso’ es una de las frases más utilizadas por los costeños a la hora de comprar.

Fuente: http://costanews.co/2018/08/05/doy-una-vueltica-y-regreso-la-frase-tipica-del-costeno-cuando-no-quiere-comprar/

Facebook Comments
<