COSTANOTAS octubre 25, 2018

El actor y cantante barranquillero quien cada noche aparece en el programa ‘Yo me Llamo’ le contó a La Red como la fama y el éxito que tuvo en los 90’s lo llevaron a un estado de soledad y vacío en su vida.

Moisés quien nació en  ‘La Arenosa’ hace ya 54 años cuenta que siempre tuvo el sueño de ser famoso y llegar al mundo de la actuación pero sus limitaciones económicas ya que nació en un hogar humilde siempre estuvieron de la mano y no fue fácil.

“Mi papá manejaba un taxi y mi mamá cosía ropa, era casi que un sueño imposible llegar al mundo del espectáculo porque en mi casa no había con que”, cuenta el artista.

A pesar de las precariedades de su hogar el también presentador relata que mantenía intacto su sueño de ser actor. Recuerdo que alguien me dijo: “Tu no encajas en el prototipo de artista, jamás llegarás a serlo pero nunca desfallecí en mi sueño”.

“Yo siempre soñaba y soñaba y uno se convierte en lo que sueña”. Y así fue, Moisés Angulo llegó a Bogotá con muy poco a estudiar actuación en una academia y muy pronto por su talento comenzó a obtener papeles para realizar.

Con la exitosa novela San Tropel el barranquillero se dio a conocer en el medio artístico y poco a poco se fue ganando un lugar en el mundo del espectáculo. Luego con el papel de Alejo Durán y el programa ‘También caerás’ Moisés empezó a agrandar su cuenta bancaria.

“Cuando ya empecé a tocar la fama, la popularidad y el cariño de la gente, comencé a ser muy rígido y estricto conmigo mismo, me paraba frente a la televisión y trataba de ver defectos en mi forma de actuar”.

“Yo creía que primero estaba el billete y ser famoso para que la gente entendiera que yo era importante…así como dice la gente ahora que haga billete la gente va a saber quien es Moisés Angulo, estaba equivocado”, confiesa el cantante.

Moisés no quería seguir en ese plan de hacer seguir creciendo su cuenta bancaria y llevar una vida vacía.

“Yo me había empeñado en hacer novelas pero llegó un momento en que me aburría la monotonía y dije: es tiempo de enriquecer mi espíritu pero sin religiosidad porque yo soy un tipo alegre”, dijo el actor.

Hoy el barranquillero es un hombre muy enfocado en Dios, no deja el baile y su alegría sigue intacta.

Moises está casado con Diana Mayorga con la que lleva una relación de trenta años. Fruto de esa relación nació su único hijo

 

Facebook Comments
<