COSTANOTAS noviembre 6, 2018

Para Gonzalo Cañas era muy importante, que a su novia también le gustaran ya que a la semana va muchas veces al lugar a comer el manjar costeño.

Un joven que lleva más de 3 años comiendo fritos en el mismo lugar ya que según él son los mejores de la Costa, llevó a su nueva novia para que probara ‘las delicias de Mary’ y si le gustaban los fritos pues el decidía comenzar una relación formal.

Como si se tratara de una ‘prueba de amor’  el hombre llevó a la mujer con la que hacía 3 días se había ‘cuadrado’, a una humilde vivienda situada en el sur de Barranquilla para que degustara la comida que por años le había deslumbrado: las arepas e’ huevo de doña María.

Preocupado por si a Catalina, una joven de Codazzi Cesar que lo había deslumbrado en la Universidad, le habían gustado el joven de 22 años le preguntó: “Amor que tal están?”.

A lo que la joven respondió: “Amor están más o menos, pero yo me los como así con un poquito de suero”. 

Gonzalo esperó a que su nueva conquista se terminara de comer la arepa cuando de repente le dijo:”Hemos terminado aquí sin aun empezar”. La mujer no entendía lo que estaba sucediendo.

“Esta era una prueba muy grande porque si no te gustan estos fritos no nos vamos  entender definitivamente”, dijo Gonzalo en un tono muy serio.

“Por unos fritos me vas a terminar? mmm bueno hasta aquí llegamos”, dijo la mujer que se marchó del lugar en taxi mientras que Gonzalo se quedó disfrutando de los fritos de Doña Mary.

 

 

 

 

 

Facebook Comments
<