COSTANOTAS diciembre 24, 2018

La mujer quería estrenar en navidad pero su marido le dijo que no tenía plata para comprarle ropa que ahí le dejaba sobre la mesa 10 mil pesos para el tinte y una libra de sal.

Sara Cristina triste por lo sucedido emprendió su camino hacia la búsqueda de un buen tinte para su ropa pero infortunadamente en las tiendas de su barrio Las Malvinas de la ciudad de Barranquilla se encontraban agotados.

Un tendero le dijo doña eso lo encuentra es en el centro, la mujer tomó una moto para ir hasta la 44 con 38 donde el hombre le había dicho que encontraba en cantidad el producto.

La mujer efectivamente llegó a la dirección y compró una cajita para teñir un blue jean que se había puesto el 24 del año pasado.

Luego de comprar el tinte y caminar las calles del centro, mirando en las vitrinas la ropa exhibida, la mujer vio algo que la dejó anonadada.

A Cristhian José, albañíl de profesión, agarrado de la mano de una mujer desconocida y con una bolsa con ropa recién comprada de un almacén del centro.

La mujer no pudo contener las lágrimas y no dudo en tomarle una foto a lo lejos y marcharse del lugar.

Tomó el bus que la llevaría de vuelta a su casa y ahí sucedió lo inesperado.

La mujer se sentó en la banca trasera y allí encontró un sobre. El objeto marrón le llamó la atención y decidió abrirlo. En su interior la suma de 500 mil pesos. Sara no lo podía creer y al notar que no había más nadie en el bus decidió tomar el dinero encontrado.

La mujer pidió la parada y se devolvió al centro. Allí compró de todo, ropa y zapatos nuevos.

Buscó a la pareja que había visto y le pasó por encima con las bolsas de ropa y le dijo a su marido atónito cuando vio a su mujer: “Mira amor esta es la magia del tinte, aparece y desaparece ropa”. La mujer le quitó las bolsas a la acompañante de su marido y también se las llevó a su casa. Se las regaló a una prima que tampoco tenía que estrenar.

Facebook Comments
<