COSTANOTAS mayo 28, 2019

De las cámaras y los sets de grabación de RCN pasó a recorrer las calles y a montarse en los buses para salir adelante.

Con gorra y cabeza rapada vende rosquillas y diabolines. Dice que se gana en promedio entre 30 mil y 40 mil pesos diarios, dinero que utliza para subsistir en su diario vivir.

«¡A la orden rosquillas, diabolines, a mil a mil, a mil!, se le escucha pregornar en un sector conocido como «La Esquina Caliente».

El cordobés dejó atrás su vida algo desordenada, se entregó a los caminos de Dios y hoy recorre las calles de su natal Chinú, vendiendo rosquitas.

Los choferes, camioneros y pasajeros de buses son sus principales clientes.

Con el dinero recogido ayuda a su madre sordomuda en los gastos de la casa.

Su imagen ha cambiado totalmente desde su aparición en Protagonistas hace 7 años cuando tenía 18.

Ver esta publicación en Instagram

Gracias Dios por todo lo que me regalas día a día !

Una publicación compartida de Oscar Naranjo (@oscarnaranjooficial) el

Sin su particular look largo de cabello rojizo, acostumbrado en el reality, ahora Óscar Naranjo luce su cabello rapado y con una actitud muy diferente a la antes conocida.

Los caminos de Dios le dieron un vuelco total a su vida y confiesa que se enamoró de una mujer.

Con su nuevo tono de voz más gruesa se atrevió a enamorar a una joven cristiana.

Señala que cuando sintió atracción hacia ella se extrañó y se aguantó dos años sin decirle nada a la mujer que le produjo bonitos sentimientos.

Finalmente se apretó los pantalones y le soltó toda la parla para que cayera rendida.

Después de una pausa la destinataria de sus flechazos le dijo que no estaba interesada en él, pero que se alegraba verlo y oírlo así.

El desamor lo desahogó con una tía, que le auspició que esa joven no es la mujer de su vida. Que ya vendrá la que Dios pondrá en su camino.

Por último, Óscar confiesa que no ha sido fácil su proceso de transformación y que incluso su pasado sigue siendo su carta de recomendación afirma que ahora es un varón de Dios,

Facebook Comments
<